lunes, mayo 14, 2007

para no olvidar ... La vida...- (29)

La vida es un misterio de noches estrelladas, donde la Luna trae con su reflejo más que solo luz para nosotros. La vida es un cúmulo de deseos y sueños, provistos de vida y razón solo nuestra. La vida es la que porta todo ser capaz de nacer y renacer en su luz. La vida se muestra intensa en miradas y sentimientos en la espera de un desarrollo en nuestra alma. La vida es infinita en caminos que cruzan y se entrecruzan para ayudarnos a aprender de nuestra propia luz, que es capaz de alumbrar infinitos caminares de un mundo. La vida podemos resumirla mas allá que en miles de segundos que corren en un reloj, llegando a ser completa en solo un beso. La vida es luz para nosotros y aprendizaje para otros. La vida es compleja y profunda en detalles ansiosos de maravillarnos y convertirnos en pequeños niños sorprendidos del ancho del cielo y lo azul del mar. La vida se siente con el alma al mirar el cielo y respirar profundo en el silencio. La vida es alegría en el resumen de una sonrisa. La vida es amistad eterna, nostálgica y perpetua en el corazón. La vida es amor que trasciende fronteras y cielos por Dos. La vida es magia pura oculta en este mundo. La vida es luz eterna para nosotros. . .

La vida es más que mil palabras.

7 comentarios:

belita dijo...

La vida es un cúmulo de deseos y sueños, provistos de vida y razón solo nuestra. La vida es más que mil plabras.

Lo has dicho todo tu solita.

Besines.

Itoitz dijo...

la verdad es que hoy hemos estado conectados telepaticamente. Hemos escrito sobre el mismo tema...(Conexión transoceanica)
la vida, todo un enigma, quizá el secreto no está en vivir, sino en vivirla.
Mil abrazos.

JHWH dijo...

Si así ves la vida así la vives.
Me gusta cuando dices que "la vida se siente con el alma al mirar el cielo y respirar profundo en el silencio".
Inspirada entrada.
Saludos supremos.

almena dijo...

Sí, es todo eso que dices y aún más.
¡Vivámosla!
:-)

GERARDO dijo...

Vivir, no es eso, es otra cosa;
es elevar cual mariposas,
las alas que al deceso dejen la huella ejemplar.
Es transportar el polen que otras flores dejarán germinar.

Es valorar las acciones del espíritu, es entregarse al caminar, al caminar seguro y con el ímpetu de llenar y no vaciar.
Es pensar en infinitas cosas (espiritualidad),
amor, esperanza y caridad.
Es llenarse de amor trascendental, es encontrar en Cristo la mirada de un horizonte nuevo y real.
,

Es conducirse ajeno de lo malo
para entregar amor sin un bozal.
Es no insidiar ni aborrecer,
es quitar el hambre y aplacar la sed,
es volcar la bondad por todas partes
para entregar al mundo un ideal,
es entregar al prójimo
una mesa, una fruta y un rosal.

Recibe un beso en tu alma

Pere dijo...

La vida son muchas cosas. A veces la vida son muchas vidas: la nuestra, la que nos vemos obligados a llevar, la que nos gustaría vivir, etc. Saludos.

Ana R dijo...

La vida...batallas ganadas y perdidas.Proyectos y fracasos. Caidas y remontadas ...un camino que siempre resulta corto y que hay que andar constantemente.

Precioso.

Un abrazo