martes, febrero 20, 2007

Memoria de la nostalgia - 0



Si tuviera que ponerle un nombre a esto que ocupa mi cabeza no sé como lo llamaría. Es extraño pensar en algo que ocupa gran parte de ella e inunda de la forma que arrebalsa mi corazón, sin saber siquiera como se llama. Tan profundos sentimientos y quien sabe si llegue un día en el que estos sean mas inmensamente grandes aun, porque por ahora para mi son inimaginables.

En estos momentos vivo en una especie de pausa, no espero a nadie ni a nada solo vivo respiro, como y duermo, duermo poco pero algo duermo. No quiero decir que te espero, no quiero decir que es a ti que te pienso, solo digo que pienso y que siento y te extraño…pero en eso no quiero pensar, no quiero derrumbarme en ese sentimiento, para mi, saber que existes en un lugar basta y saber que a pesar de mínima que sean las posibilidades, según tu dices, un día quizás podamos compartir nuestras vidas. Es de seguro que si lees esto dirías que esas posibilidades son las más remotas, pero no me importa, tu no leerás nada hasta un buen tiempo más y si debemos estar juntos todo volverá a su centro y tu no sabrás que yo estoy escribiendo para ti y para los que luego quieran leer. Quienes podrán ser ellos, los que luego quisieran leer, bueno quien sabe aun nadie puede saber esas cosas, yo solo soy la que escribo en el papel no en la vida, pero gustosa estaría si algún día alguien agradezca haberme leído y haberle hecho sentir tanto sentimiento que me inunda me llena y me hace ser yo.


1 comentario:

La interrogación dijo...

No iba dirigido a mi, pero hasta aquí he llegado. Lo he leído y me ha gustado. Muy bonito